Un bitcoin, 1600 euros

Roberto Abad Collantes

No se lanzan misiles, ni se aprietan gatillos (al menos, de armas de fuego). Los ciberataques como  el registrado el pasado viernes, del que medio mundo se está recuperando, suponen una nueva forma de dañar las telecomunicaciones como centro estratégico de la actividad diaria de un país. Uno de los aspectos más llamativos de este caso de ransomware[i], además de haber afectado a miles de empresas de todo el mundo, fue exigir un pago para restaurar el sistema. Pero este tipo de secuestros no usan euros, dólares o yenes, sino bitcoins, la moneda digital más utilizada en todo el mundo. Precisamente, uno de los puntos a favor del pago con esta divisa es la baja trazabilidad de las operaciones, provocando que las investigaciones policiales, a diferencia de los movimientos en cuentas bancarias, no puedan ser rastreadas con la misma facilidad.

Nacida en 2009, el bitcoin es una criptodivisa, esto es, un medio de intercambio en internet entre particulares con la que adquirir productos o servicios en el medio cibernético. Sin embargo presenta características que la hacen distinta a las monedas de euro a las que estamos acostumbrados. Por ejemplo, el bitcoin no está respaldado por ninguna autoridad gubernamental o financiera que la supervise, dejando que los usuarios la intercambien directamente. Consecuencia de la eliminación de intermediarios es el descenso de las comisiones por transacción, una ventaja para pagos muy frecuentes. Esta divisa se intercambia en sistemas P2P (peer to peer) o, traducido al castellano, para relaciones entre iguales, permitiendo que la información se comunique sin la necesidad de terceros.

 

bc2
El ascenso de su valor al cambio con el dólar ya ha superado la barrera de los 1000 dólares

 

Por otro lado, la posibilidad de hacer transacciones en todo el mundo (desde el pasado 1 de abril en Japón ya se admite como método de pago en cientos de establecimientos) hace que clientes o empresarios puedan utilizarlos sin problemas desde el cualquier punto del mundo. Otra de las ventajas que sus creadores sostienen es, junto al anonimato, la privacidad y la seguridad de las transacciones. Frente a la posibilidad de que el dinero depositado en un banco pueda ser congelado o robado, esta moneda digital, gracias a sus sistemas de encriptamiento, no puede ser manipulada por terceros.

Cómo funciona

Desde que Satoshi Nakamoto, denominado el creador del Bitcoin (aunque sigue sin estar clara su verdadera identidad) lanzara hace 8 años las primeras unidades de esta moneda, se fijaron los principios que dirigirían el funcionamiento de su actividad. Además de las reglas citadas anteriormente  (privacidad, seguridad, anonimato y descentralización) otro de los axiomas fundamentales es la limitación del número de monedas en circulación, el cual nunca superará los 21 millones. Aunque los expertos aseguran que no es una certeza absoluta, el límite de emisión en esa cantidad es la principal razón por la que el mercado confía en el bitcoin, garantizando las inversiones de cualquier usuario.

 

1397427510_bitcoin
El procedimiento a seguir para el pago en bitcoins

 

Para que cualquier persona pueda adquirir y utilizar bitcoins debe instalar en su ordenador o dispositivo móvil los llamados “monederos virtuales”. A semejanza de una cuenta bancaria, el espacio servirá para almacenar divisar recibidas de otros usuarios o convirtiendo el dinero físico y trasladándolo a estos depósitos en forma de dinero digital a través de plataformas de cambio como BTC-E o Bitstamp

La actividad clave del funcionamiento de este sistema es la “minería”. Las incesantes transacciones de bitcoins entre usuarios necesitan de personas que registren estos envíos. De lo contrario, no existiría una comprobación que enlazara al cliente y al vendedor, por lo que se crean una serie de “bloques de transacciones” que, gracias a la actividad de los mineros se reformula creando un “hash” es decir, una expresión simplificada y encriptada de la información registrada. Resolver estas operaciones matemáticas requiere de rapidez y potencia informática, algo que está recompensado con el pago en bitcoins por operación realizada.

Las “hermanas” del bitcoin

Después del éxito de la primera moneda digital del mundo, han aparecido otras que está intentando equipararse con el bitcoin. Muchas de ellas de reciente cuño, su capitalización en el mercado aún está lejos de poder alcanzar los 8.099 millones de dólares de la primera criptomoneda de la historia,

 

chartoftheday_2476_Crypto_Currency_Market_Capitalization_n
Bitcoin continúa siendo la criptomoneda con mayor valor de las creadas hasta la fecha

 

 

Mientras, algunas como Ripple, ya han conseguido situarse como la segunda con más valor en el mercado, mejorando algunas de las características del Bitcoin como las transacciones instantáneas y la eliminación de la “minería” vistas en el resto de monedas.

[i] Ransomware: se trata de un programa informático utilizado para afectar a ordenadores o archivos de un sistema, restringiendo el acceso a estos. Para que el usuario pueda acceder a su dispositivo deberá pagar una cantidad de dinero que el virus indica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s